La Semana Santa con sus saetas

En la Semana grande de Andalucía nunca faltan las saetas. Ese cante popular que le dedican los creyentes a su imagen.

La saeta es un canto religioso sin acompañamiento de instrumento musical. Se desconoce su origen y solo se sabe que se ha transmitido de boca en boca en las tierras andaluzas. Se canta a las imágenes que procesionan en la calle durante la Semana Santa.

Diferentes estilos de saeta

La saeta al ser un canto popular que se ha transmitido oralmente de generación en generación ha dado lugar a diferentes estilos.

Entre ellos, la saeta cordobesa vieja, la cuarteta de Puente Genil, la samaritana de Castro del Rió y la saeta flamenca.

Esta última se comienza a cultivar a principios del siglo XX . Se basa en las saetas populares formadas por coplas de cuatro versos octosílabos.

Dentro de la saeta flamenca se distingue: por seguiriyas, por martinetes, por carcelera, o la saeta malagueña.

Algunos nombres de hombres y mujeres saeteros 

Muchos son los saeteros tanto hombres como mujeres que han cantado en honor de sus imágenes. Algunos de ellos son Manuel "Gilguerito", Inés la "del Pelao", Antonio "de Mairena", Manuel "de Mairena" y Pastora "la niña de los peines".

Escuela de saeteros en Marchena

Desde finales del siglo XVII hasta finales del siglo XX las saetas se transmitían en el ámbito familiar de padres a hijos. Se aprendían en el campo mientras se realizaban las tareas, también en los bares y tabernas donde se reunían.

A mediados del siglo pasado, la fuerte emigración y la desaparición de los saeteros hizo que este cante casi se perdiera. Por eso, se creó la escuela de saeteros de Marchena.

La finalidad de esta institución es conservar las antiguas y autóctonas saetas marcheneras, recuperar todas las saetas antiguas, aprender los estilos flamencos y divulgar este saber.

Poesía de Antonio Machado de su libro Campos de Castilla

Poema del escritor Antonio Machado que le puso música y voz Joan Manuel Serrat.

"La saeta / ¿Quién me presta una escalera / para subir al madero, / para quitarle los clavos / a Jesús el Nazareno?

Saeta popular

¡Oh, la saeta, el cantar / al Cristo de los gitanos, / siempre con sangre en las manos, / siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz, / que todas las primaveras / anda pidiendo escaleras / para subir a la cruz!

¡Cantar de la tierra mía, / que echa flores / al Jesús de la agonía, / y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar! / ¡No puedo cantar, ni quiero / a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en el mar!"

La saeta es parte de una tradición muy arraigada en Andalucía que cada año se manifiesta en todas las procesiones de la Semana Santa.

Un cante que se interpreta en la calle, la procesión se detiene, la banda deja de tocar y el bullicio de la gente se vuelve silencio. Solo se oye el quejido de una garganta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada